El púgil mexicano mexicano Leo Santa Cruz consiguió retener la corona de peso gallo avalada por la Federación Internacional de Boxeo (FIB) al derribar en tres ocasiones y dejar nocáut, en el noveno asalto, a su compatriota Víctor Zaleta.

En el combate celebrado en el Staples Center de Los Ángeles, y programado a 12 asaltos, Santa Cruz mostró superioridad en todos los terrenos, con mayor potencia, técnica y rapidez.

El mexicano usó su gancho al cuerpo con el que poco a poco fue aniquilando a Zaleta, que no pudo mantener el ritmo de pelea con el que inició el primer episodio.

Santa Cruz puso continuamente a Zaleta contra las cuerdas, hasta que en el cuarto asalto lo mandó a la lona para que el retador fuera salvado por la campana.

En el quinto asalto, Santa Cruz trató de concluir el trabajo, pero Zaleta no claudicó, usando más la resistencia que la técnica.

En la séptima vuelta Zaleta volvió a caer al no resistir una fuerte combinación de Santa Cruz pero volvió a recuperarse y continuó el combate.

Santa Cruz pudo poner fin a las acciones en el noveno asalto, cuando con un poderoso castigo de derecha volvió a mandar a la lona a Zaleta.

Después de su victoria, Santa Cruz deja su marca en 22-0-1 con 13 victoria por la vía del nocáut.