Un total de ochocientos policías de varias reparticiones participarán en el operativo de seguridad que se realizará hoy en Montevideo antes, durante y después del clásico del fútbol uruguayo entre el Peñarol y el Nacional, que despierta gran expectativa.

El Peñarol es el líder del torneo Apertura con 23 puntos, y el Nacional, actual campeón de Liga, suma 19. Para ambos el triunfo es clave.

Al Peñarol le permitiría dejar prácticamente sin posibilidades al Nacional a falta de cinco jornadas para el final, y para este sumar de a tres es fundamental si pretende mantener opciones al título.

Las 55.000 entradas puestas a la venta se colocaron en su totalidad.

En la periferia del estadio Centenario se ubicarán vallas, solo se permitirá el ingreso de quienes tengan su entrada y tanto hombres como mujeres serán revisados por la policía.

Además, habrá un control especial sobre los "barras bravas" (seguidores violentos) de ambos equipos.

El operativo de seguridad abarca también varios puntos claves de Montevideo, donde reside la mitad de los 3,3 millones de habitantes del país, y donde suelen juntarse los seguidores de ambos equipos para celebrar las victorias.