El presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes de EE.UU., Peter King, exigió hoy que el FBI explique los pormenores de la investigación que condujo a la renuncia del director de la CIA, David Petraeus.

Durante un programa dominical de la cadena televisiva CNN, King, uno de los más férreos críticos de la Administración de Barack Obama, dijo que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) debe explicar con detalles el origen de su investigación.

Petraeus, un general de cuatro estrellas y considerado un "héroe" militar, renunció a su cargo al frente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) el viernes pasado, tras admitir que tuvo una relación extramarital.

Aunque él no la nombró, la supuesta amante ha sido identificada como su biógrafa Paula Broadwell, graduada de la academia militar West Point y reservista del Ejército de Estados Unidos.

El presidente Obama fue informado de la situación el jueves pasado y aceptó la renuncia de Petraeus al día siguiente. Petraeus ha sido reemplazo temporalmente por el director interino de la CIA, Mike Morell.

En general, los republicanos han elogiado los logros de Petraeus en el campo de batalla pero ahora exigen respuestas sobre el origen de la investigación, sobre todo ante la posibilidad de una brecha de seguridad.

"Esto simplemente no tiene sentido... estoy sugiriendo que hay demasiadas preguntas sin respuestas", dijo King, quien, no obstante, elogió a Petraeus como un "general sobresaliente".

El legislador republicano de Nueva York destacó que, entre otras preguntas, el FBI debe presentar un cronograma de la investigación, cuyos detalles van saliendo a cuentagotas y de la cual los congresistas se enteraron recién la semana pasada.

Al parecer, el FBI comenzó a investigar quejas de "acoso" de Broadwell contra otra mujer, aún no identificada y fue al rastrear sus correos electrónicos que se toparon con el amorío entre ella y Petraeus.

Según King, el FBI tiene que explicar los pormenores de la investigación, cuándo se enteró de la relación extramarital de Petraeus, y cuándo la comunicó a la Casa Blanca, entre otras interrogantes.

En el mismo programa, el senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez, se mostró satisfecho con la información que ha sido revelada hasta la fecha.

"De lo que se ha informado hasta ahora, parece que la cadena de sucesos es bien clara: había una amenaza y cuando el FBI la investigó, encontraron esos correos electrónicos con el general Petraeus", señaló Menéndez.

"A menos que salga algo más, yo no veo una conspiración como lo hacen algunos de mis colegas", enfatizó.

Algunos líderes republicanos creen que Petraeus renunció a su cargo en este preciso momento para no tener que dar testimonio ante el Congreso el próximo jueves sobre la respuesta del Gobierno al atentado contra el consulado de EE.UU. en la ciudad libia de Bengasi.

En el atentado murió el embajador estadounidense Chris Stevens y otros tres servidores públicos.

Tanto el Pentágono como la CIA y el Departamento de Estado han presentado explicaciones sobre el atentado, y han salido al paso de quejas republicanas de que la Administración Obama oculta la verdad sobre Bengasi.

Al menos seis comités del Congreso investigan el atentado en Bengasi. Esta próxima semana el Congreso tiene previsto varias audiencias a puerta cerrada con funcionarios de alto rango del Gobierno.

Morell tiene previsto acudir a audiencias en los comités de Inteligencia de ambas cámaras del Congreso el próximo jueves, aunque algunos republicanos no descartan la posibilidad de emitir una citación judicial contra Petraeus para obligarlo a dar testimonio.