El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, viajará esta semana a El Vaticano, donde se entrevistará con el papa Benedicto XVI el próximo jueves, y luego partirá hacia la ciudad española de Cádiz para participar en la Cumbre Iberoamericana, informaron hoy fuentes oficiales.

Francisco Cuevas, secretario de Comunicación de la Presidencia, dijo a Efe que el mandatario tiene previsto viajar el miércoles hacia Roma, para estar el jueves en El Vaticano en donde será recibido en audiencia especial por el sumo pontífice.

Durante su reunión con el papa, Pérez Molina le extenderá de forma oficial la invitación para que visite este país centroamericano el próximo año, precisó Cuevas.

Tras reunirse con Benedicto XVI, el mandatario guatemalteco viajará a Cádiz, España, para participar en la XXII Cumbre Iberoamericana, que se celebrará el viernes y sábado próximos.

Cuevas dijo que Pérez Molina agradecerá a los mandatarios iberoamericanos las muestras de apoyo y solidaridad recibidas por el devastador terremoto que sacudió Guatemala el pasado miércoles y que se cobró la vida de 42 personas.

Además, durante su exposición en la cumbre, el mandatario aprovechará para pedir el apoyo de los gobernantes para buscar nuevas estrategias mundiales de combate al narcotráfico, incluyendo la despenalización de las drogas.

Esa propuesta, que Pérez Molina lanzó a nivel mundial desde marzo pasado, ha sido presentada ya en la Cumbre de las Américas en Cartagena de Indias (Colombia), en abril pasado, así como en la asamblea de las Naciones Unidas, en septiembre.

Se tiene previsto que el presidente regrese al próximo lunes a Guatemala para ocuparse del proceso de reconstrucción de las zonas del país afectadas por el terremoto.