Robbie Keane logró dos anotaciones, Mike Magee consiguió otro gol crucial de postemporada y el Galaxy de Los Angeles ganó el domingo 3-0 a los Sounders de Seattle en el partido de ida por el título de la Conferencia Oeste de la liga profesional de fútbol de Estados Unidos.

Keane dio un pase para gol y Sean Franklin preparó dos anotaciones con el Galaxy, campeón defensor, que jugará el domingo entrante en Seattle en posición inmejorable para conseguir su tercer boleto en cuatro campañas a la final de la Copa de la MLS.

Michael Gspurning atajó tres disparos que evitaron un resultado más abultado en contra de los Sounders, que necesitan ahora derrotar al Galaxy por cuatro goles para que puedan clasificarse por primera vez a la final de la liga.

Si Galaxy de Los Angeles sobrevive y el Dynamo de Houston se alza con el título de la Conferencia Este tras la victoria que consiguió el domingo por 3-1 sobre el D.C. United, la final de la Copa de la MLS será una repetición del último partido de la campaña anterior, en la que David Beckham y el Galaxy se alzaron con la victoria en la cancha del Home Depot Center.

El Galaxy comenzó la postemporada como el cuarto favorito en la Conferencia del Oeste, pero ha mantenido la forma impresionante que ha exhibido durante la campaña regular.

Tras eliminar directamente en postemporada a Vancouver así como al Earthquakes de San José en la primera ronda, el Galaxy dominó a los talentosos Sounders, en particular después de que anotaran dos goles en un lapso de tres minutos al comienzo del segundo periodo.

Keane anotó de cabeza a pase de Landon Donovan en los descuentos del primer tiempo y consiguió su cuarto gol a los 67 minutos dentro de la actuación sobresaliente que ha tenido en la postemporada.

En Houston, Dynamo se acercó a su cuarta final de la Copa de la MLS desde el 2006 con su triunfo por 3-1 sobre el D.C. United con gples de Andre Hainault, Will Bruin y Kofi Sarkodie en la segunda mitad.

El triunfo da a Houston una buena ventaja con miras al duelo decisivo el domingo próximo en Washington.

"Jugamos una segunda mitad maravillosa", dijo el técnico del Dynamo, Dominic Kinnear. "Eso muestra la personalidad que tenemos, anotando tres goles en la segunda mitad tras comenzar perdiendo 1-0".

El Dynamo extendió a 30 su racha de partidos en casa sin perder, la cual comenzó el 18 de junio del 2011, cuando perdieron con Columbus.

Houston está a cuatro victorias o empates de igualar el récord de la liga de 34, establecido por el Real Salt Lake. "Pienso que el récord que tenemos en casa este año es extraordinario", dijo Kinnear.

Nick DeLeon anotó por United a los 27 minutos.