Ocho parlamentarios y un periodista colombianos fueron retenidos durante varias horas por soldados israelíes antes de cruzar la frontera entre Jordania y el territorio palestino ocupado de Cisjordania, dijo hoy el presidente de la Cámara de Representantes de Colombia, Augusto Posada.

Al parecer, la supuesta apariencia árabe de los apellidos de algunos de los congresistas dio origen al incidente, que tuvo lugar en un paso fronterizo controlado por Israel, indicó Posada.

Los retenidos conformaban una delegación de la Cámara baja que había viajado a Oriente Medio con autorización del Congreso colombiano y habían sido invitados por dirigentes palestinos para asistir en la ciudad cisjordana de Ramala (capital administrativa de la Autoridad Nacional Palestina) a la llamada Semana por la Amistad Palestina.

Posada declaró a la edición digital del diario colombiano El Tiempo que "los retuvieron sin explicación porque algunos tenían apellidos árabes".

En la delegación parlamentaria están Pedro Muvdi, Fabio Amín, Jimmy Sierra, Mario Suárez, Arleth Casado, Lidio García, Joaquín Camelo y David Barguil, con quienes viaja Daniel Salgar, periodista del diario bogotano El Espectador.

El primer informe sobre el incidente se conoció por el twitter de Muvdi, cuando los nueve colombianos llevaban ocho horas retenidos en la frontera de Jordania con Cisjordania.

"Gobierno israelí obstruye nuestro ingreso y retiene pasaportes", escribió Muvdi, quien en mensajes siguientes insistió en el control de Israel en las fronteras y denunció: "hemos sido víctimas de vejámenes".

Muvdi también dio cuenta de que a su colega Casado le habían decomisado el teléfono móvil por "supuestamente" grabar o tomar imágenes, mientras que a Amín le retuvieron el pasaporte "para investigar sus antecedentes".

Más tarde Muvdi escribió que, finalmente, los israelíes les habían permitido cruzar la frontera y continuar el viaje a Ramala.

El mismo legislador dijo que una vez regrese a su país presentará una queja formal ante la embajada de Israel en Bogotá.