Al menos siete policías kenianos resultaron muertos y otros 20 gravemente heridos después de que hombres armados llevaran a cabo un ataque sobre ellos en el distrito de Samburu, en el norte de Kenia, informaron hoy los medios locales.

Según la página web de la emisora local Capital FM, el incidente se produjo en la tarde de ayer cuando los agentes, que estaban persiguiendo a ladrones de ganado, fueron objeto de una emboscada en la localidad de Baragoi.

Además de las siete víctimas mortales y la veintena de heridos, otros 10 policías permanecen desaparecidos.

"Al menos siete oficiales de la Policía han muerto, y varios más han resultado heridos o están desaparecidos", dijo a Capital FM un policía de alto rango que pidió permanecer en el anonimato por no estar autorizado a hablar con la prensa.

Los agentes que resultaron heridos fueron trasladados en helicóptero a Nairobi para recibir tratamiento especializado.

Por su parte, el jefe de la Policía Provincial del Valle del Rift, donde se encuentra el distrito de Samburu, explicó que los oficiales perseguían a ladrones de ganado que habían asaltado el pueblo de Lomirok el pasado 30 de octubre, cuando mataron a 13 personas e hirieron a otras tres.

Residentes de la zona culpan a la policía de no poner en práctica medias de seguridad adecuadas para proteger a la población de los ladrones de ganado.

Sin embargo, la Policía insiste en que las comunidades de la región son los culpables de la situación, porque llevan a cabo represalias cada vez que ocurre algún incidente con estos ladrones.