El presidente palestino, Mahmud Abás, prometió hoy hacer lo posible por aclarar las causas de la muerte del líder palestino, Yaser Arafat, de la que ahora se cumplen ocho años.

"Estamos trabajando en colaboración con expertos rusos y suizos y con investigadores franceses para encontrar datos que revelen los motivos de la muerte de Arafat", dijo Abás hoy en Ramala durante una ceremonia en recuerdo al histórico dirigente palestino, informó la agencia palestina Wafa.

Abás recordó a Arafat y señaló que este era consciente de la importancia de la unidad del pueblo palestino bajo un mismo liderazgo.

Las autoridades palestinas aceptaron exhumar el cadáver de Arafat después de que la cadena Al Yazira emitiera un reportaje exclusivo sobre su muerte, en el que se concluía que pudo morir envenenado con polonio 210, una sustancia altamente radiactiva encontrada en sus objetos personales.

Los análisis fueron realizados por un equipo de expertos suizos del Instituto de Radiación Física de Lausana, al que la Autoridad Palestina invitó en julio a participar en la eventual exhumación.

A finales de agosto, la justicia francesa abrió una investigación sobre la muerte de Arafat, en un hospital de las afueras de París, tras la denuncia presentada por su viuda ante las sospechas de que pudiera haber sido envenenado.

Los rumores de su supuesto envenenamiento existían desde que el líder palestino abandonó la Mukata de Ramala con dirección a en París en noviembre de 2004, donde falleció poco después.

Israel ha negado las alegaciones de que Arafat murió envenenado, y lo considera un complot para tratar de involucrar a sus servicios secretos en su muerte.