El calambre del wide receiver de los Steelers de Pittsburgh Emmanuel Sanders en un partido contra los Bengals de Cincinnati el mes pasado pudiera o no haber sido fingido. Su furia contra la NFL por multarle es muy real.

Sanders dijo el sábado que planea apelar la penalización de 15.000 dólares que recibió el viernes.

"Vamos a apelar", dijo Sanders. "No sé lo que ellos están tratando de hacer, pero no es mi problema. Vamos a apelar la multa. No sé ante quién tenemos que apelar, pero estoy hablando con mi agente y el sindicato de jugadores para decidir cómo procedemos".

La NFL multó además a los Steelers con 35.000 dólares por la súbita — y rápidamente sanada — lesión de Sanders en la pierna izquierda en el cuarto período de una victoria de 24-17 contra Cincinnati el 21 de octubre.

Sanders se desplomó inesperadamente mientras los Steelers se preparaban para el huddle. Fue atendido por médicos del equipo y se pasó solamente una jugada en la banca antes de regresar. Los comentaristas televisivos criticaron fuertemente la táctica dilatoria de Sanders.

Aunque va a apelar la multa, Sanders subrayó que esta deseoso de dejar atrás el asunto. Va a jugar en lugar del lesionado Antonio Brown el lunes por la noche, cuando los Steelers reciben a Kansas City (1-7).

"¿Qué puedo hacer, aparte de prepararme para el juego del lunes por la noche?", dijo Sanders, que tiene 24 recepciones para 302 yardas y un touchdown esta campaña. "Me siento muy bien".