El ministro de Economía italiano, Vittorio Grilli, subrayó que pese a que Italia se encuentra "en el buen camino" para salir de la crisis lo peor aún no ha pasado.

Durante su participación en un acto organizado por la Confederación General de Comercio italiana (Confcommercio) en Venecia, Grilli insistió en la necesidad de lograr el equilibrio presupuestario en 2013, ya que lograr unas cuentas "en orden" es el único modo de obtener la confianza de los mercados.

"Me gustaría decir que lo peor ha pasado pero no puedo decirlo. Puedo decir que nos encontramos en el buen camino", manifestó Grilli.

El titular de Economía reconoció además la dificultad que supone lograr el equilibrio presupuestario y la presión que este objetivo supone para la economía, pero señaló que hay que alcanzar esta meta "sin peros" y no solo para un año, sino para siempre.

Sobre la posibilidad de una reducción de los impuestos, Grilli señaló que el Ejecutivo está estudiando la posibilidad de intervenir para la reducción del Impuesto Regional sobre las Actividades Productivas (IRAP) a partir de 2014.

Explicó, asimismo, que la línea en la que trabajan el Ejecutivo y los partidos que le apoyan en el Parlamento es la de evitar el aumento del tipo reducido del IVA en un punto porcentual, del 10 % al 11 %.

Sin embargo, excluyó que la posibilidad de anular la subida del tipo general (del 21 % al 22 %) el próximo julio, contemplada en la Ley de Presupuestos aprobada por el Gobierno el pasado 10 de octubre y que se encuentra en tramitación parlamentaria.

Los presupuestos que aprobó el Ejecutivo de Mario Monti en la madrugada del pasado 10 de octubre contemplan un ajuste de 11.600 millones de euros repartidos durante los próximos tres años y pretenden cerrar 2013 con un déficit público del 1,6 %.

En la actualización del Documento de Economía y Finanzas (DEF) aprobado por el Gobierno a mediados de septiembre se estimó que el déficit público italiano para este año se situará en el 2,6 %.