La Reserva Federal (Fed) publicó hoy parte de los términos de las pruebas de resistencia a las que someterá a la banca en 2013, entre los que se encuentra otorgar una segunda oportunidad para ajustar los planes de distribución de capital.

"En un cambio respecto a años anteriores (...) las firmas tendrán una oportunidad de realizar un ajuste a la baja de sus distribuciones de capital respecto a sus iniciales informes antes de la decisión final de la Reserva Federal", afirmó la Fed en un comunicado.

No obstante, el banco central estadounidense subrayó que publicará los resultados de este informe preliminar, se cumplan o no los objetivos pautados.

"La Fed ha estado centrada, y lo seguirá estando, en asegurar que las grandes instituciones financieras del país tienen suficiente capital para hacer frente a condiciones económicas graves e inesperadas y seguir prestando a hogares y negocios", indicó Daniel Tarullo, uno de los gobernadores de la Fed en el comunicado.

El banco central estadounidense, sin embargo, no reveló cuáles serán los tres escenarios base sobre los que deberán trabajar las 19 entidades financieras que serán examinadas, y anunció que los divulgará el próximo 15 de noviembre.

Según los datos de la Fed, los 19 principales bancos casi han doblado sus colchones de capital respecto a sus activos de alto riesgo (han pasado de 420.000 millones de dólares en el primer trimestre de 2009 a 803.000 millones de dólares en el segundo trimestre de 2012).

Los bancos deberán presentar sus informes de capital el próximo 7 de enero.

Los test de resistencia de la Fed fueron instaurados en 2009 tras el estallido de la crisis financiera en Wall Street, y han afianzado los requisitos para llevar a cabo el pago de dividendos o recompras de acciones.