La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó hoy la ola de detenciones "arbitrarias" de defensores de derechos humanos en Cuba esta semana e instó al Gobierno a tomar medidas para "prevenir" y "erradicar" el hostigamiento contra quienes ejercen el derecho de reunión.

El organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), que vela por los derechos humanos en el continente, subrayó que estas detenciones "violan" los derechos fundamentales de reunión y de libertad de expresión.

Según la CIDH, algunos defensores indicaron que las detenciones podrían haber tenido lugar para impedir que los disidentes se reunieran para discutir el documento "Demanda Ciudadana por Otra Cuba".

Este proyecto busca movilizar a la ciudadanía para pedir al Gobierno de Raúl Castro que firme pactos internacionales de Derechos Civiles y Políticos, así como Económicos, Sociales y Culturales.

En su informe anual, la CIDH denunció las "detenciones arbitrarias temporales, que se prolongan horas o pocos días, contra personas identificadas como opositores del régimen, para evitar que participen en actividades políticas o como respuesta a manifestaciones o circulación de mensajes críticos al Gobierno".

En este sentido reiteró que las restricciones a los derechos políticos, a la libertad de expresión y de difusión del pensamiento, así como la falta de elecciones y de independencia del poder judicial son una "situación permanente de trasgresión de los derechos fundamentales" de los cubanos.

Por ello, instó al Gobierno cubano a realizar las reformas necesarias en materia de derechos humanos según sus obligaciones internacionales.

Asimismo, pidió que tome medidas para "prevenir" y "erradicar" las distintas formas de hostigamiento contra quienes ejercen el derecho de asociación y de reunión.

La organización Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) indicó que en octubre fueron detenidas 520 personas por motivos políticos y en lo que va de año tiene registrados 5.625 casos de detenciones temporales o procesamientos por las mismas causas.

Desde Cuba se informó que la práctica totalidad de los disidentes detenidos en una oleada de arrestos políticos en La Habana en los últimos dos días han quedado ya en libertad, incluidos la bloguera crítica Yoani Sánchez y el opositor Guillermo Fariñas.

De 27 disidentes arrestados entre el miércoles y el jueves solo permanecen detenidos el activista Antonio González Rodiles, director del proyecto "Estado de SATS", y la abogada independiente Yaremis Flores, que asesora a grupos opositores.