El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó hoy un préstamo de 167 millones de dólares para la mejora de infraestructuras y sistema educativo en Costa Rica.

Los fondos serán destinados a la construcción de 79 nuevos centros educativos, y la creación de 24 espacios culturales y deportivos, según la institución multilateral.

Los nuevos espacios contarán con aulas académicas, servicios sanitarios, áreas administrativas, comedor, espacios recreativos y obras complementarias y, de acuerdo con la matrícula, una biblioteca escolar y laboratorio de informática, explicó el BID en nota de prensa.

El organismo internacional indicó que el préstamo ayudará a resolver "el déficit de infraestructura educativa en Costa Rica, uno de los desafíos más importantes que enfrenta el país para mejorar la calidad y la equidad educativa".

En los últimos años, la flexibilización de la promoción en secundaria, las transferencias condicionadas del Programa Avancemos y las reformas curriculares introducidas por el Ministerio de Educación Pública, han logrado retener y atraer a estudiantes que habían sido expulsados por el sistema.

Por ello, se ha agudizado el déficit existente de infraestructura, que según la investigación de Estado de la Educación, alcanza los 1.000 millones de dólares.

Asimismo, se levantarán 52 colegios y liceos académicos, liceos rurales y telesecundarias y colegios técnicos profesionales, que operan actualmente en centros alquilados o prestados y que no se encuentran en buen estado.

Y otros 10 edificios para albergar nuevos liceos ubicados en áreas con una alta densidad poblacional y con sobre población estudiantil en sus distritos.

Según la nota de prensa, las intervenciones se realizarán por medio de un fideicomiso de inversión de obra pública, que será constituido por el Gobierno de Costa Rica en un Banco estatal, luego de que la Asamblea Legislativa dé su aprobación.

El préstamo del BID es por un plazo de 20 años y con un período de gracia de 5,5 años.