La economía china "definitivamente" crecerá por encima de la meta del 7,5 por ciento fijada por el Gobierno, aseguró el vicegobernador del Banco Popular de China (emisor), Yi Gang, tras una reunión de responsables financieros en el actual XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh).

"Podemos ver claramente que la economía ha mostrado signos de fortalecimiento desde el inicio de este trimestre", aseguró anoche Yi, destacando el buen momento de la demanda "de todas las partes" (en referencia tanto a las exportaciones como al consumo interno).

En declaraciones reflejadas por el diario "South China Morning Post", el vicegobernador también destacó que los niveles de inflación han sido "favorables" en el presente ejercicio y se situarán a finales de año entre el 2 y el 3 por ciento (hoy se anunció la tasa de octubre, que fue del 1,7 por cien).

China creció un 9,2 por ciento en 2011 y en los primeros trimestres de este año ha mostrado signos de ralentización que han preocupado a los mercados mundiales (7,6 por cien en el segundo trimestre y un 7,4 en el tercero), pero Pekín confía en una recuperación a finales de año y alcanzar la meta fijada.

El gobernador del Banco Popular, Zhou Xiaochuan, mostró a su vez un moderado optimismo hacia las perspectivas de la segunda economía mundial, aunque alertó sobre las "incertidumbres" que genera la situación macroeconómica en los principales socios comerciales de China (Estados Unidos y la Unión Europea).

Pekín "mantendrá cierta continuidad" en sus políticas macroeconómicas el próximo año, pero al mismo tiempo mostrará cierta flexibilidad "para responder a los retos externos", opinó el gobernador tras la reunión en el XVIII Congreso.