La cinta "Era uma vez eu, Veronica" del brasileño Marcelo Gomes se alzó hoy con los premios de mejor película y mejor actriz en la novena edición del Festival de Cine del Amazonas que reconoció al danés Mads Mathiesen como mejor director por el filme "Teddy Bear".

"Era uma vez eu, Veronica", la película brasileña que relata las aventuras, desventuras, deseos e inquietudes de una muchacha recién formada en medicina que atraviesa un momento crucial en su vida profesional y amorosa, convenció al jurado del festival que arrancó el pasado sábado en la ciudad de Manaos.

Esta cinta también recibió el premio de interpretación femenina que fue a parar a las manos de Hermila Guedes por su brillante actuación en el papel protagonista.

El premio a la mejor dirección recayó en Mads Mathiesen por la narración de la búsqueda del verdadero amor de un culturista danés de 38 años, profundamente tímido, y que vive con su madre en un suburbio de Copenhague.

El último filme del director Ken Loach, "The Angels' share", que muestra la vida de un joven de Glasgow perseguido por su pasado de delincuencia que aprovecha su capacidad como catador de whisky para dar un gran golpe final, recibió el premio al mejor guión, autoría de Paul Laverty.

El premio al mejor actor fue concedido al protagonista de la película brasileña "A floresta de Jonathas", Bege Muniz, que interpreta al hijo de un recolector de frutas de Amazonas que queda perdido en la selva.

El filme Compliance, del estadounidense Craig Zobel, se llevó el galardón a la mejor fotografía, con una historia que invita al espectador a cuestionar la obediencia y sumisión ante determinadas órdenes de la autoridad correspondiente.

El jurado escogió como mejor cortometraje la cinta "Linear", dirigida por Amir Admorin.

La ceremonia de entrega de premios se celebró en el Teatro de la Ópera, símbolo de la ciudad de Manaos, entre actuaciones musicales, discursos de los galardonados y saludos de figuras del espectáculo nacional.

La muestra competitiva de esta cita cinematográfica, enclavada en el entorno selvático de Manaos, estuvo integrada por un total de 30 cortos de producción brasileña y ocho largometrajes de siete países.