La contraloría de Brasil calculó que el gasto público del país en estadios, aeropuertos y otras obras de infraestructura para el Mundial de 2014 aumentó por más de 1.700 millones de dólares.

El precio de unos 13.2800 millones de dólares es casi 15% mayor que el cálculo inicial de 11.580 millones.

El organismo señaló que el aumento se debe a que el costo de renovar los aeropuertos y construir los estadios será mayor que lo que originalmente se estimó.

El comunicado señala que aunque las obras en los estadios avanzan a un paso "satisfactorio", los trabajos en los aeropuertos marchan a "paso lento".