El alero LeBron James volvió a ser la figura y el líder que anotó la canasta decisiva que permitió a los Heat de Miami vencer de visitantes por 89-95 a los Hawks de Atlanta en el duelo de la División Sureste de la Conferencia Este.

James aportó 21 puntos, incluyendo la canasta que selló el triunfo cuando restaban 13.6 segundos del tiempo reglamentario, y se acercó de nuevo al triple-doble.

La estrella de los Heat dominó en el juego bajo los aros al capturar 11 rebotes, repartió nueve asistencias, y recuperó un balón.

Para los Heat (5-1) fue su cuarto triunfo consecutivo, esta vez conseguido con la canasta clave de James, que también tuvo el apoyo del ala-pívot Chris Bosh, que llegó a los 24 puntos y fue el máximo encestador de los actuales campeones de liga.

El veterano escolta Ray Allen se mantuvo como sexto jugador del equipo y lo hizo al aportar 17 puntos, que ayudaron a los Heat a concluir el partido con un 49 por ciento de sus tiros de campo (37 de 76).

El triunfo de los Heat tuvo más valor porque lo consiguieron sin el escolta estrella Dwyane Wade, que no pudo jugar al estar afectado por un resfriado.

Los Hawks (2-2) no pudieron evitar su segunda derrota en su campo del Philips Arena, en Atlanta, aunque fueron liderados por el base Jeff Teague, que consiguió un doble-doble de 20 puntos y 11 asistencias.

El escolta-alero reserva Anthony Morrow aportó 17 tantos y el ala-pívot Josh Smith llegó a los 13 puntos.

El pívot dominicano Al Horford aportó 10 puntos en 35 minutos de juego, encestó 5 de 9 tiros de campo, logró siete rebotes, entregó dos asistencias y puso dos tapones.