Tres proyectiles cayeron hoy por error en los Altos del Golán, territorio ocupado por Israel a Siria, en la segunda vulneración en pocos días de los términos del alto el fuego entre ambos países causada por la situación de guerra civil en el país vecino, informó el Ejército israelí.

Se trata de dos proyectiles de mortero y otro anti-tanque, uno de los cuales impactó cerca de la colonia de Alonei HaBashan, cooperativa agrícola similar a un kibutz.

No se registraron daños por el incidente, que Israel considera "resultado de los enfrentamientos internos" en Siria, país con el que ha librado varias guerras y nunca ha firmado un acuerdo de paz.

El hecho supone la segunda ruptura aparentemente no intencionada en los últimos seis días del "statu quo" entre ambos países.

El pasado sábado, el Ejército aumentó su nivel de alerta en la zona tras la entrada de tres tanques sirios en la franja desmilitarizada del Golán.

Israel denunció ante Naciones Unidas el suceso, al que se suma la caída de varios proyectiles de mortero en junio y septiembre pasados.

El mes pasado, además, el Ejército israelí evacuó a un grupo de turistas del Monte Hermón, en el Golán, al detectar el acercamiento de decenas de personas vestidas de civiles, algunas de ellas armadas, que finalmente se detuvieron.

A raíz de los enfrentamientos internos en Siria, el Ejército israelí ha reforzado su valla en torno al Golán, territorio que ocupó en la Guerra de los Seis Días de 1967 y trata legalmente como parte integral de su territorio desde los años ochenta.

También ha cavado una ancha trinchera para impedir el acercamiento de vehículos a las localidades de la zona, donde residen unos 8.000 drusos y otros tantos colonos judíos, generalmente en kibutz.