Un grupo de siete miembros de los Navy Seal fueron disciplinados por revelar secretos sobre operativos de estas fuerzas especiales de la Marina para la elaboración de un videojuego, indicó hoy CBS News.

Los siete miembros aún se encuentran en activo y uno de ellos participó en el operativo que acabó con la vida de Osama bin Laden en Pakistán en mayo de 2011.

Los militares trabajaron durante dos días asesorando a los creadores de "Medal of Honor: Warfighter", de Electronic Arts, aunque se desconoce que secretos pudieron revelar para la realización de este videojuego, que no trata de la toma del escondite de Bin Laden, pero sí de cómo operan las fuerzas especiales.

No está claro qué tipo de información clasificada pudieron revelar en asesoría a los creadores del videojuego, aunque rompieron el código tácito de mantenerse como militares discretos sin protagonismo público.

Los Navy Seal han estado rodeados de la polémica desde el asalto al refugio de Bin Laden en Abbotabad (Pakistán), por haber estado ligados a filtraciones a Hollywood o porque un miembro del operativo ha publicado un libro sobre lo sucedido, "No Easy Day".