Pese a los intentos del Gobierno de Cristina Fernández por minimizar el impacto de la inseguridad, los ladrones siguen actuando y han llegado incluso al entorno de la presidenta argentina, robando el vehículo oficial del vocero del Ejecutivo.

Un grupo de asaltantes atacó al chofer y robó el vehículo oficial del portavoz, Alfredo Scoccimarro, cuando el conductor del automóvil se disponía a guardarlo en su vivienda de la localidad bonaerense de Los Polvorines, informó hoy el diario La Nación.

La policía se puso en marcha de inmediato y logró localizar el auto, un Volkswagen Vento, unas horas después en la misma localidad.

La policía sostiene que el incidente se encuadra en los llamados "asaltos al voleo" (casuales), aunque, según el diario, investiga para descartar otras hipótesis dado que se trata el vehículo de un alto funcionario, estrecho colaborador de la presidenta.

Esta semana, el autobús en el que viajaba un grupo de colaboradores del cómico argentino Enrique Pinti fue asaltado en la carretera y al menos dos de sus ocupantes resultaron heridos.

Desde el Gobierno de Fernández se ha tratado de minimizar el impacto de la inseguridad hasta el punto de que la ministra de Seguridad, Nilda Garré, ha llegado a afirmar que "la sensación de inseguridad es mayor que la tasa de delitos".

Sin embargo, la inseguridad figura entre las principales preocupaciones de los argentinos, según distintas encuestas, y el Gobierno anunció en septiembre medidas para impulsar la "bancarización" entre la población para contribuir a reducir el número de asaltos.