Las autoridades turcas han decretado hoy el cierre de los colegios en el pueblo de Ceylanpinar, situado en la provincia de Sanliurfa, por el riesgo que suponen los enfrentamientos armados en el lado sirio de la frontera.

Tropas regulares sirias y el Ejército Sirio Libre (ESL), que lucha contra el régimen de Damasco, mantienen intensos combates en el municipio de Ras al Ain, justo al otro lado de la frontera, donde se registran tiroteos y disparos de artillería, ha informado la agencia semipública turca Anadolu.

Las autoridades municipales de Ceylanpinar y la policía han emitido avisos públicos pidiendo a los vecinos que no se acerquen a la frontera, y el gobernador, Ibrahim Cenet, ha anunciado que todos los colegios quedarán cerrados este jueves, como medida de seguridad.

Según el diario "Hürriyet", las fuerzas de la oposición siria han lanzado hoy un ataque para hacerse con el control del puesto fronterizo que comunica Ras al Ain con Ceylanpinar y constituye un importante punto estratégico militar.

El rotativo añade que los combates continúan y que soldados y milicianos heridos de ambos bandos son llevados al hospital público de Ceylanpinar, desde donde algunos, en estado crítico, son trasladados al hospital de la capital de provincia, Sanliurfa.

Ras al Ain está poblado tanto por sirios árabes como por kurdos, y se observa la influencia del Partido Unión y Democracia (PYD), considerado a menudo la rama siria del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda que combate contra Turquía.

Según "Hürrieyt", el PYD, que desde el principio de la revolución siria se declaró contrario al régimen de Damasco y mantenía una distante alianza con el ESL, ha pasado a apoyar las tropas gubernamentales y, de acuerdo a diversas fuentes, en las últimas semanas se ha enfrentado al ESL, aparentemente en pugna por el dominio de algunas zonas en el noroeste de Siria.