Un periodista y un médico pediatra fueron elegidos el viernes por sendas coaliciones de partidos y movimientos políticos de izquierda para pugnar en abril por la presidencia de Paraguay.

En tanto, el destituido mandatario Fernando Lugo encabezará la lista de aspirantes a una banca en el Senado de 45 miembros por la alianza izquierdista Frente Guasú (Frente Grande en idioma guaraní), según confirmó a The Associated Press el legislador del Mercosur Ricardo Canese.

Lugo, ex obispo católico de 61 años y enfermo de cáncer linfático, fue destituido el 22 de junio en un juicio político en el Senado. Aunque no haya completado su periodo de gobierno hasta agosto de 2013, la constitución prohíbe la reelección para un segundo mandato.

El entonces vicepresidente Federico Franco asumió el mando hasta entregar el poder al ganador de las elecciones.

"El candidato a presidente del Frente Guasú es Aníbal Carrillo, quien desde el poder continuará las obras que hemos comenzado a desarrollar hasta que los golpistas nos sacaron del gobierno", dijo Lugo el viernes en un mitin en el centro de Asunción.

Carrillo, médico pediatra que ejerce la profesión en el ámbito privado, anunció que si llegare a ganar la jefatura del Estado buscará dar a los campesinos las tierras que, presuntamente, están en poder de terratenientes locales y extranjeros. "O si no, haremos la mejor oposición posible", comentó.

Canese aclaró a la AP que la nómina de candidatos a senadores, diputados, parlamento del Mercosur y gobernadores "se oficializará el 26 de noviembre pero la elección de los aspirantes se hará por consenso".

El periodista de televisión Mario Ferreiro, por su lado, confirmó que por su agrupación de nueve partidos y movimientos de izquierda Avanza País "soy el candidato a presidente".

Ferreiro fue presentado en agosto por Lugo como "el mejor candidato a presidente para el Frente Guasú", pero posteriormente el ex obispo dio marcha atrás designando al senador Sixto Pereira como aspirante hasta que en la noche del miércoles Pereira cedió su lugar a Carrillo.