El presidente Otto Pérez Molina dijo el miércoles que aumentó a 48 los fallecidos tras el sismo ocurrido en Guatemala.

"Nos acaban de informar que el índice de fallecidos aumentó a 48 personas. De estas 40 pertenecen a San Marcos y otras ocho personas en el departamento de Quetzaltenango", dijo Pérez Molina a periodistas.

Un fuerte sismo de magnitud 7,4 sacudió el miércoles el litoral Pacífico de Guatemala, derrumbó docenas de casas de adobe, tapizó de escombros a aldeas tropicales. El sismo también dejó también cientos de heridos y 100 desaparecidos

Utilizando maquinaria pesada, cuadrillas de rescate reiniciaron el jueves, dentro de una cantera de arena, la búsqueda de posibles sobrevivientes o de cadáveres de víctimas del fuerte sismo que sacudió la frontera entre Guatemala y México.

El movimiento telúrico, de magnitud 7,4, remeció la región el miércoles, causando la muerte de al menos 48 personas, mientras que decenas más se reportan como desaparecida.

"Iniciamos labores de rescate desde muy temprano. El objetivo es que esperamos encontrar a las personas soterradas", dijo Julio César Fuentes, de los bomberos municipales departamentales.

Mientras tanto, numerosos guatemaltecos salieron en las calles en medio del frío matinal para encontrar todos los comercios cerrados y la ciudad paralizada.

El devastador terremoto derribó gruesas paredes de adobe, provocó deslizamientos de tierra que obstruyeron carreteras, y provocó una estampida de pobladores despavoridos a las calles de este idílico pueblo de la cordillera situado cerca de la frontera con México.

El papa Benedicto XVI se expresó "hondamente apenado al conocer la dolorosa noticia de seísmo que ha ocasionado numerosas víctimas y heridos, así como innumerables daños materiales en ese amado país", informó la oficina de prensa de la Santa Sede. Por este motivo, "deseo hacer llegar a todos sus hijos e hijas mi cercanía espiritual".

"A la vez que ofrezco fervientes sufragios por el eterno descanso de los fallecidos y elevo plegarias al omnipotente para que otorgue su consuelo a los afectados por tan enorme desgracia e inspire en todos sentimientos de solidaridad fraterna para afrontar la adversidad", manifestó. "Aliento encarecidamente a las comunidades cristianas, instituciones civiles y personas de buena voluntad para que en estos tristes momentos presten una ayuda eficaz a los damnificados con espíritu generoso y solícita caridad".

"Con estos sentimientos, mientras invoco la amorosa protección de nuestra Señora del Rosario, imparto la confortadora bendición, como signo de afecto al querido pueblo guatemalteco, tan presente en mi corazón", concluyó el Pontífice.

El terremoto registrado el miércoles provocó al menos 48 muertos, numerosos heridos e ingentes daños materiales.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino