Los empleados y funcionarios de la rama judicial reanudaron hoy de manera parcial sus actividades en Colombia tras la huelga que mantuvo paralizado el sector durante 28 días, dijeron hoy fuentes del sindicato que los reúne.

El presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios y Empleados de la Rama Judicial (Asonal Judicial), Luis Fernando Otálvaro, admitió a Efe que en algunas regiones del país persistía la anormalidad, pese al acuerdo firmado el miércoles con el Gobierno.

"Son regiones en las que no han comprendido cabalmente el acuerdo y, por supuesto, esto conlleva a que el levantamiento del paro sea parcial", expresó Otálvaro, para quien el sector podrá estar normalizado totalmente en el transcurso del día.

El dirigente lo atribuyó "a un sector liderado por un dirigente que se ha puesto en rebeldía con Asonal Judicial y ha querido usurpar la dirección de Asonal Judicial".

Se trata de Nelson Cantillo, fiscal como él y que no comparte el pacto que la asociación y la delegación del Gobierno, encabezada por la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, alcanzaron el martes por la noche y formalización el miércoles por la tarde.

En el texto, el Ejecutivo del presidente Juan Manuel Santos reconoce el derecho de los trabajadores judiciales a la nivelación salarial, ordenada por una ley de hace veinte años y que no ha sido reconocida.

Para cubrirla, el Gobierno anunció que asignará 1,2 billones de pesos (661,21 millones de dólares) para el proceso de actualización de salarios, que comenzará el año próximo e irá hasta 2018.

Además, también dispondrá a partir de 2014 de una suma adicional anual de 200.000 millones de pesos (110,20 millones de dólares) para cubrir la misma obligación.

Las asignaciones fueron detalladas en el documento con el que las partes formalizaron el acuerdo para poner fin a esta huelga, en la que participaron más de 45.000 funcionarios y la segunda por el mismo motivo desde 2008, cuando la parálisis duró seis semanas.