El estado de salud de Oscar Niemeyer se agravó por un empeoramiento en las funciones renales e "inspira cuidados", señala un boletín divulgado hoy por el hospital en el que el arquitecto brasileño de 104 años está ingresado desde el martes.

El médico Fernando Gjorup informó en el boletín que una evaluación realizada este jueves le permitió constatar el empeoramiento en las funciones renales y que considera que, como su estado de salud "inspira cuidados", está descartado que se le pueda dar de alta por el momento.

El arquitecto, sin embargo, está lúcido y respira sin la ayuda de aparatos, según el boletín del Hospital Samaritano.

Esta es la tercera hospitalización de Niemeyer en lo que va del año.

El creador de las principales edificaciones de Brasilia fue ingresado el martes al Samaritano inicialmente para ser sometido a exámenes y tan sólo diez días después de haber sido dado de alta tras una larga hospitalización por una deshidratación.

En mayo el arquitecto estuvo 16 días hospitalizado para ser atendido por una neumonía.

En junio falleció en el mismo hospital su única hija, Ana María, a los 82 años y debido a un enfisema pulmonar.