El estatal Banco do Brasil, la mayor institución financiera del país por activos, obtuvo un beneficio neto de 2.728 millones de reales (unos 1.350 millones de dólares) en el tercer trimestre, informó hoy la entidad.

Este resultado es inferior en un 5,6 por ciento al del mismo periodo del año pasado, según el balance divulgado por el Banco.

El beneficio neto hasta septiembre fue de 8.238 millones de reales (unos 4.078 millones de dólares), lo que supone una caída del 10 por ciento frente a los nueve primeros meses de 2011.

"El resultado acumulado en el año fue impulsado principalmente por la expansión de los negocios y la ampliación de las relaciones con clientes que permitieron el incremento del 13,4 por ciento del margen financiero bruto y la diversificación de ingresos", señaló la entidad.

La cartera de crédito ampliada (incluidas garantías) alcanzó en septiembre los 532.300 millones de reales (unos 263.514 millones de dólares), lo que supone una expansión del 20,5 por ciento en los últimos doce meses y del 4,7 por ciento con relación a junio pasado.

Según el balance, el Banco do Brasil tiene una participación del 19,6 por ciento en el mercado interno de crédito.

El Banco do Brasil tenía al cierre de septiembre activos superiores a los 1,1 billones de reales (unos 545.000 millones de dólares), lo que significa un incremento del 16,2 por ciento sobre los registrados en el mismo mes del año pasado.

La entidad destacó que el saldo de sus captaciones externas alcanzó al cierre de septiembre un récord de 42.300 millones de dólares, un 29,7 por ciento más que en el mismo mes de 2011.