La actividad eruptiva del volcán Reventador, situado en la Amazonía ecuatoriana, se ha incrementado en los últimos días y hoy se mantenía alta, según informó el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional.

La entidad detectó hoy 15 tremores, que son movimientos sísmicos generados por la salida de los gases, así como señales asociadas a la caída de rocas y otras indicaciones de la actividad del volcán.

Durante el último fin de semana aumentaron las emisiones, que generaron una columna de vapor y ceniza de unos 3 kilómetros de altura sobre el cráter.

Desde febrero, el Reventador atraviesa "un nuevo ciclo de actividad eruptiva, durante el cual se han emitido varios flujos de lavas", de acuerdo con el instituto, que vigila los volcanes activos del país.

A mediados de octubre la extensión de estos flujos no superaba el kilómetro de longitud y dada su ubicación, dentro de la caldera del volcán, no representan un peligro para la población, según la entidad.

El Reventador es uno de los volcanes ecuatorianos que se encuentran en una etapa eruptiva, junto con el Sangay y el Tungurahua.