Al menos cinco personas murieron hoy y otras nueve resultaron heridas en varios atentados y ataques armados en Irak, informó a Efe una fuente del Ministerio del Interior, que pidió el anonimato.

Un artefacto explosivo estalló en la calle principal de Mahmudiya, 25 kilómetros al sur de Bagdad, y causó un muerto y dos heridos.

Poco después, la explosión de un coche bomba en la misma zona acabó con la vida de una persona, mientras que otras cuatro sufrieron heridas.

Además, un policía falleció y su hermano resultó herido por la detonación de otro artefacto colocado en su coche en el área de Bani Saad, 20 kilómetros al suroeste de Baquba, capital de la provincia oriental Diyala.

También cerca de Baquba, una persona pereció y su hijo fue herido en un ataque armado en la zona de Al Hadid, mientras que un miembro de un Consejo de Salvación -milicia tribal suní progubernamental- fue herido por las balas de hombres desconocidos que abrieron fuego en Al Majiya.

La fuente agregó que un abogado murió por los disparos de un grupo armado frente a su vivienda en el barrio de Al Baladiat, en el norte de la ciudad de Mosul, capital de la provincia norteña de Nínive.

Irak ha vivido en el último año un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra objetivos chiíes y las fuerzas del orden desde la retirada, en diciembre pasado, de las tropas estadounidenses.