El ala-pívot David Lee se olvidó del malestar que sentía por los efectos del resfriado que padece y se convirtió en el líder que guió a los Warriors de Golden State a la victoria por 106-96 frente a los Cavaliers de Cleveland.

Lee concluyó el partido con un doble-doble de 22 puntos, 14 rebotes y seis asistencias, que no tuvo respuesta por parte de los Cavaliers, diezmados por las lesiones, y dio a los Warriors (3-2) el triunfo en lo que va de temporada.

El escolta Stephen Curry aportó 21 tantos y el ala-pívot reserva Carl Landry consiguió 19 unidades y nueve rebotes, que también ayudaron a que los Warriors lograsen ventaja de 17 puntos en el segundo cuarto, que les abrió el camino del triunfo.

El base australiano Kyrie Irving volvió a ser el líder de los Cavaliers (2-3) al aportar 28 puntos en 36 minutos que estuvo en el campo.

El escolta novato Dion Waiters y el base Daniel Gibson lograron 12 puntos cada uno, pero no fueron suficientes a la hora de evitar la segunda derrota de los Cavaliers fueron de su campo.

Las bajas de los hombres altos como son los pivotes, el novato Tyler Zeller, que fue enviado a Cleveland para someterse a estudios por conmoción cerebral y fractura de hueso de la cara, y el brasileño Anderson Varejao, que sufre dolor en la rodilla derecha, se hizo notar demasiado en el juego bajo los aros los Cavaliers.