El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn, dijo hoy que ha pedido al Gobierno español "concretar" sus medidas de consolidación fiscal para 2014, al tiempo que comunicó que también determinará "pronto" si el país ha tomado pasos efectivos para reducir su déficit.

Rehn declinó pronunciarse sobre la conveniencia de que España solicite asistencia financiera al fondo de rescate permanente europeo (MEDE), lo que permitiría activar la compra de bonos por parte del BCE, para no "complicar ninguna negociación o reflexión interna", aunque la CE estaría preparada para actuar.

Durante la conferencia de prensa para presentar las perspectivas macroeconómicas comunitarias hasta 2014, Rehn se refirió también al déficit público español.

Precisó que las previsiones para 2014 "se sitúan muy por encima de los objetivos fijados para ese año" y por ello alentó a España, durante la reciente reunión del G20 en México, a "concretar pronto las medidas fiscales", también para 2014.

Rehn, quien dijo que transmitió este mensaje en México al ministro español de Economía, Luis de Guindos, explicó también que respecto a 2012 y 2013 su departamento está "evaluando si España ha tomado medidas eficaces" para reducir el déficit y que por eso, no solamente se fijará en el déficit nominal sino más bien en el estructural.

Según las previsiones económicas publicadas hoy por la CE, el déficit público de España alcanzará este año el 8 % del PIB, antes de reducirse en 2013 al 6 % y repuntar de nuevo en 2014 al 6,4 %, si no hay nuevas medidas.

Con esos pronósticos de la CE, el país estaría lejos de cumplir con los objetivos fijados por el Gobierno español, que prevé rebajar ese indicador al 6,3 % del PIB este año, al 4,5 % en 2013 y al 2,8 % en 2014.

Rehn no reveló si propondrá dar un año más a España, pero al ser preguntado por el posible calendario, respondió que "volveremos a esto pronto" tanto para las cifras de 2012 como de 2013.

No obstante, el vicepresidente de la CE dio una indicación de sus intenciones cuando fue preguntado si estaría dispuesto a dar más margen los países de la eurozona que están en peligro de cumplir el objetivo de déficit tal como pide el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En concreto, apuntó que su dictamen se dará a conocer como pronto en febrero próximo.

"Una vez que estemos avanzando hacia la implementación del presupuesto del próximo año y una vez tengamos más información sobre la ejecución de los presupuestos de este año, evaluaremos las medidas efectivas de todos los Estados miembros, pero especialmente los que están al límite de alcanzar el objetivo estructural o el 3 % del PIB", indicó.

Rehn explicó también que pretende analizar estos presupuestos y la trayectoria "una vez hayamos finalizado nuestras previsiones de febrero", porque entonces se conocerán todas las cifras presupuestarias y los resultados de todos los Estados miembros.

"En algunos países el presupuesto (para 2013) está aún siendo negociado, como ocurre por ejemplo en Bélgica, y en otros auguramos unos déficit por debajo o justo por encima del 3 %" del PIB, señaló el comisario finlandés.

"Entonces tendremos una base más sólida para evaluar las medidas en firme que se han tomado a la luz del Pacto de Estabilidad y Crecimiento", señaló.

Malta, acaba de reducir su déficit por debajo de esta meta, dijo, al tiempo que recalcó las medidas presupuestarias tienen un impacto también en los tipos de interés con los que se financian los países.

En este sentido, mencionó el ejemplo de Bélgica, que sufrió tipos de interés similares a España, cerca del 6 %, recalcó, pero que después de un acuerdo presupuestario y la formación de un Gobierno el diferencial disminuyó casi la mitad.