El republicano Paul Ryan, que aspiraba a la Vicepresidencia de EE.UU. en los comicios del martes como fórmula de Mitt Romney, revalidó su escaño por Wisconsin en esas elecciones y volverá a su trabajo en el Congreso, donde preside el Comité de Presupuestos de la Cámara de Representantes.

Según datos del escrutinio divulgados hoy, el compañero del exgobernador Mitt Romney, quien perdió los comicios ante el presidente Barack Obama, le ganó al demócrata Rob Zerban para representar por octava vez al primer distrito de Wisconsin en el Congreso.

A sus 42 años, Ryan lleva 14 como legislador en la Cámara baja del Congreso.

La ley de Wisconsin permitió a Ryan presentarse a la reelección como congresista y a la vez encabezar la candidatura republicana a la Vicepresidencia de EE.UU.

"Estoy inmensamente orgulloso de la campaña que hicimos y agradecido con Romney por el honor de ser su compañero de fórmula", destacó Ryan en un comunicado divulgado hoy.

Explicó que espera poder "pasar tiempo" con su familia en los próximos días para luego continuar con sus "responsabilidades" al frente del Comité Presupuestario de la Cámara baja.

Tras la derrota electoral, Ryan, su mujer y sus tres hijos pasaron la noche en Boston junto a Romney y su familia y hoy regresarán a su casa en Janesville (Wisconsin).

Ryan ha tomado en los últimos años las riendas de la política presupuestaria republicana, que prevé fuertes recortes en programas sociales, educación e infraestructuras y plantea transferir poder federal a los estados para reducir el déficit.

Durante toda la campaña electoral defendió un recorte drástico del gasto público y la reducción del tamaño del Gobierno.

Idolatrado por el movimiento derechista "Tea Party", Romney lo eligió para ser su "número dos" por su perfil idóneo para ayudar a movilizar a las bases más conservadoras del Partido Republicano.