El Gobierno de Paraguay anunció hoy el próximo regreso a Asunción del embajador de Colombia y confió en que otros países de la región seguirán los mismos pasos de ese país, casi seis meses después de la crisis generada con la destitución en junio del presidente Fernando Lugo.

El canciller paraguayo, José Félix Fernández Estigarribia, informó en unas declaraciones a los periodistas del regreso del embajador colombiano, Alberto Barrantes, y se declaró "optimista" de que otros regresarán antes de fines de año.

El Gobierno colombiano aun no anunció oficialmente el regreso, que, según Fernández Estigarribia, responde a "una decisión unilateral" de ese país.

La Cancillería colombiana aun no respondió a las consultas de Efe sobre el tema.

"Es un hecho positivo el retorno del embajador de Colombia", un país que "tiene muy buenas relaciones con nosotros" y "ha respaldado la posición del Gobierno paraguayo" tanto en la OEA (Organización de Estados Americanos) como en la Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración), dijo.

"Es el Gobierno de Colombia el que, terminadas las consultas a su embajador, ordena la vuelta de él a su funciones en Paraguay", explicó el canciller.

El jefe diplomático paraguayo salió de esa manera al paso de la posibilidad de que el retorno de Barrantes se diera en el marco de un cambio de postura de los países de la Unasur, que al igual que el Mercosur suspendió a Paraguay tras la destitución en un controvertido juicio político de Lugo, el 22 de junio pasado.

"Con respecto a Unasur hasta ahora no hay ningún cambio", remarcó Fernández Estigarribia.

Argentina, Brasil, Ecuador, Venezuela, Uruguay, Chile, Colombia y Perú retiraron o llamaron a consultas a sus embajadores, tras la destitución de Lugo, que, según la Unasur y el Mercosur, produjo un "quiebre democrático" en este país.