El ministro de Exteriores de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Riad Malki, pidió hoy en Madrid al Gobierno español que respalde la resolución que su país presentará en la ONU con el objetivo de convertirse en Estado observador.

La petición la realizó Malki durante la reunión que mantuvo hoy con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Malki, que realiza una gira europea para recabar apoyos, entregó a Sáenz de Santamaría un mensaje personal del presidente palestino, Mahmud Abás, dirigido al jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, según informó en un comunicado el Ministerio de la Presidencia.

La vicepresidenta le expresó el "firme compromiso" de España con la solución de los dos Estados y le garantizó que seguirá trabajando de manera bilateral y en el seno de la UE para acercar las posiciones israelíes y palestinas hasta lograr una solución "negociada, justa, global y duradera sobre la base de dos Estados que convivan en paz y seguridad".

El Gobierno español todavía no ha desvelado qué votará cuando se debata en la Asamblea General de la ONU la propuesta palestina para ser "Estado no miembro", a la espera de que la UE negocie una posición de consenso, aunque los palestinos confían en el respaldo de un país que consideran "amigo".

Según destacó el Ministerio de la Presidencia en su comunicado, España cree que la mejor vía para avanzar hacia el objetivo de los dos Estados será "un acuerdo de paz que podrá cerrar un conflicto que lleva ya demasiados años".

Después de que en 2011 se bloqueara, por la oposición de EEUU, el recurso palestino al Consejo de Seguridad para ser aceptados como miembros de pleno derecho de la ONU, Abás anunció en septiembre ante la Asamblea General que presentarán esta vez un borrador de resolución para que la organización internacional les reconozca como Estado observador o no miembro.

Este estatus, similar al del Vaticano, podría permitirles acceder a varias agencias de las Naciones Unidas y a tribunales internacionales, como la Corte Penal Internacional (CPI).

Sáenz de Santamaría y Malki aprovecharon su encuentro para analizar la situación regional en Oriente Medio y asuntos de interés bilateral.