El presidente de EEUU, Barack Obama, venció en las elecciones del martes a su contrincante Mitt Romney por poco más de medio punto porcentual en Florida, el último Estado en difundir el 100 % de su recuento electoral.

Según los datos de la División Electoral del Departamento de Estado de Florida, se han contabilizado los 8.344.369 votos presentados, de un total de 11.934.446 electores que estaban registrados para votar, lo que supone una participación del 69,92 %.

De todos ellos, 4.083.435 votos fueron para el candidato republicano Mitt Romney, lo que supone el 49,29 % del total; mientras que 4.129.499 apostaron por el demócrata Barack Obama, lo que representa el 49,85 %.

En Florida, donde están en juego 29 votos electorales, el recuento de los votos populares da así una mínima ventaja a Obama, aunque suficiente para no tener que proceder a un segundo recuento, ya que la legislación estatal establece ese recurso para los casos en que el margen es menor a medio punto porcentual.

Los republicanos han vencido en Florida durante las seis últimas elecciones presidenciales y en esta campaña ambos candidatos han prestado una gran atención a este Estado, que se preveía decisivo de cara al resultado electoral, ya que era el mayor de los llamados estados "bisagra", aquellos donde el empate entre ambos hacía difícil prever quién sería el ganador.

Sin embargo, el hecho de que Obama se impusiera con más holgura en otros estados "bisagra" hizo que no fuera necesario esperar al resultado de Florida para que el actual presidente estadounidense pudiera cantar victoria.