Los Mets de Nueva York y Jason Bay rescindieron su contrato por acuerdo mutuo y el jardinero se convirtió en agente libre.

Bay, de 34 años, fue un fiasco en Nueva York tras firmar un pacto por cuatro años y 65 millones de dólares. El guardabosque bateó .234 en tres temporadas, con 26 jonrones y 124 remolcadas. Este año, conectó .165 con ocho cuadrangulares y 20 impulsadas.

"No dio resultados y este negocio se deja llevar por los resultados", dijo el gerente general de los Mets, Sandy Alderson.

Bay tenía un salario de 16 millones para la próxima temporada y una cláusula de rescisión de tres millones para la opción de 2014.