Medio centenar de personas han resultado heridas hoy en un nuevo terremoto registrado en la localidad de Varzagan, en la provincia de Azerbaiyán Oriental, en el noreste de Irán, que ya se vio afectada por fuertes seísmo el pasado agosto.

Según el Centro Sismológico de Irán, el terremoto de hoy, de 5,1 grados en la escala abierta de Richter, se produjo a las 09.56 hora local (06.26 GMT), con el epicentro a 38.45 grados de latitud norte y 46.61 grados de longitud este y el hipocentro a unos 19 kilómetros de profundidad bajo al superficie terrestre.

Tras el seísmo principal, se han producido alrededor de cincuenta réplicas apreciables, de más de 2,2 y hasta 3,9 grados Richter, que han aterrorizado a la población, que aún no se había repuesto del anterior terremoto, que causó en la zona más de 300 muertos, más de 3.000 herido y unos 300.000 afectados el pasado 11 de agosto.

Según la agencia oficial iraní, IRNA, el número de heridos ha sido de al menos 35, mientras que la agencia estudiantil, Isna, eleva la cifra a 51 heridos, y afirma que no se han producido fallecidos.

Isna también señala que 5 de los heridos resultaron graves y fueron trasladados a un hospital de Tabriz, la capital de la provincia iraní de Azerbaiyán Oriental.

Según Moharran Forugi Soyai, responsable municipal de Varzagan, la casi totalidad de los heridos son trabajadores de la construcción que se encontraban encaramados en andamios que se hundieron al producirse el seísmo.

En Varzagan, la localidad más afectada por los dos terremotos de 6,2 y 6,0 grados Richter que sacudieron el área el 11 de agosto de este año, aún se realizaban obras de reconstrucción en edificios y viviendas que resultaron destruidos entonces, y varios muros de las edificaciones recientes se vinieron abajo.