El Gobierno saharaui denunció hoy la "intransigencia" de Marruecos tras el discurso ofrecido anoche por el monarca marroquí, Mohamed VI, que afirmó que la solución de una autonomía limitada para el Sahara Occidental "goza de un apoyo creciente por parte de la comunidad internacional".

En un comunicado difundido por la agencia de noticias saharaui SPS, el Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), calificó de "decepcionantes" las palabras de Mohamed VI, pronunciadas con motivo del 37 aniversario de la Marcha Verde.

El monarca subrayó ayer el "fuerte empeño" de su país para impulsar el proceso de negociaciones, pero añadió que debe hacerse "dando muestras de realismo y de espíritu de consenso positivo, encarnado en la iniciativa marroquí de autonomía".

Mientras Rabat se aferra a la solución de un Sáhara Occidental autónomo y marroquí, la RASD sólo ve como solución factible la celebración de un referéndum de autodeterminación en el que los saharauis decidan si quieren ser o no independientes.

Según el Ejecutivo saharaui, el rey de Marruecos a través de su propuesta reitera "su postura colonialista" y persiste en su "método provocativo".

"Es un claro aliento y una evidente incitación a que haya más tiranía, opresión, represión y asesinato de saharauis", agregó la nota.

En cuanto al actual bloqueo de las negociaciones sobre el Sáhara, Mohamed VI volvió a lamentar "la ausencia de una voluntad sincera en las demás partes que persisten en una actitud de obstaculización y maquinaciones", lo que en su opinión ha impedido "la deseada solución política consensuada y definitiva".

En este sentido, los saharauis acusaron a las autoridades marroquíes de querer crear problemas al intentar implicar a otros actores en el conflicto, e insistieron en que las únicas partes beligerantes son el Reino de Marruecos y el Frente Polisario.

"El Gobierno saharaui reafirma su compromiso con el proceso de paz de la ONU y su disponibilidad a cooperar plenamente con el enviado especial de la ONU para alcanzar una solución justa y definitiva que garantice al pueblo saharaui su derecho a la autodeterminación", agrega la nota.

Esta nueva polémica entre las autoridades marroquíes y saharauis, coincide con una gira por la región del representante personas del secretario general de ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, que hoy llegó a Argelia.