Las ganancias netas de la petrolera YPF, controlada por el Estado argentino tras la expropiación del 51 por ciento de las acciones al grupo español Repsol, registraron en el tercer trimestre del año una caída interanual del 51 por ciento.

En un comunicado enviado a la bolsa, la compañía señaló que de julio a septiembre pasados sus beneficios netos totalizaron 756 millones de pesos (158,1 millones de dólares), frente a las ganancias de 1.543 millones de pesos (322,8 millones de dólares) del tercer trimestre de 2011.

La petrolera, cuyas acciones sufrieron hoy un moderado descenso del 0,66 por ciento en la apertura de la bolsa argentina, anunció que su patrimonio neto a finales de septiembre es de 29.199 millones de pesos (6.108 millones de dólares).

La compañía indicó que sus inversiones en el tercer trimestre del año ascendieron a 4.129 millones de pesos (863,8 millones de dólares), con un incremento interanual del 14,3 por ciento.

YPF, que ha anunciado un plan de inversiones por unos 37.000 millones de dólares para 2013-2017, está bajo control del Estado argentino desde mayo pasado, después de que el Parlamento aprobara una ley para expropiar el 51 por ciento de las acciones a Repsol.

La petrolera, en la que Repsol mantiene una participación accionarial del 12 por ciento, registró en 2011 una ganancia neta de 5.296 millones de pesos (1.148,8 millones de dólares), un 8,5 por ciento menos que en 2010.