Los discapacitados en América Latina son "invisibles", denunció hoy en Cádiz (España) el representante de la organización española de ciegos (ONCE), Andrés Ramos.

La ONCE anunció que dedicará el cupón de su sorteo del próximo día 15 a la XXII Cumbre Iberoamericana, que un día después comenzará en Cádiz, con lo que se suma al proyecto de declarar el 2013 como Año de la Inclusión Laboral de las Personas con Discapacidad en Iberoamérica, con 90 millones de personas con discapacidad, de las que el 80 % están desempleadas.

Ramos, vicepresidente del Consejo General de la ONCE, indicó que espera esa cita con la ilusión de que los líderes iberoamericanos puedan poner en marcha políticas para dar visibilidad y sacar "de la miseria" a noventa millones de discapacitados de la comunidad.

Para el sorteo del día 15, cinco millones de cupones de la ONCE llevarán el logotipo de la Cumbre Iberoamericana, prevista para el 16 y 17 de noviembre.

"Las personas con discapacidad somos invisibles en América Latina", denunció Ramos.

El vicepresidente de la ONCE abogó así por que la atención a los discapacitados entre en la agenda política de los Estados de América Latina de forma preferente, y porque todos ellos trabajen para cumplir las legislaciones referidas a este colectivo.

Además animó a las organizaciones sociales de los distintos países a tomar "conciencia clara" de los derechos de este colectivo para "desde la unidad de acción" empujar hacia un cambio en las políticas públicas y en las actitudes sociales de la comunidad iberoamericana hacia los discapacitados.

La Fundación ONCE mantiene una estrecha relación con Iberoamérica a través de programas de formación y empleo.

En este sentido, Andrés Ramos ha recordado que el cupón de esta organización "hace mucho bien, milagros todos los días, al otro lado del Atlántico", ya que 500 personas ciegas encuentran trabajo en América Latina a través de los servicios de la organización.

En el 2011, a través de FOAL (Fundación ONCE para la solidaridad con personas ciegas de América Latina) se llevaron a cabo 22 proyectos educativos en casi todos los países que beneficiaron a 25.885 personas y prepararon para el empleo a 7.509 ciegos.