Honduras no espera cambios significativos con la reelección de Barack Obama en la Presidencia de Estados Unidos, dijo hoy el secretario hondureño de Planificación, Julio Raudales.

"No esperamos muchos cambios, en general las relaciones con Estados Unidos se mantienen como se ha venido dando, tanto en la cooperación económica como en lo político porque ellos tienen un rumbo bien definido", indicó Raudales a Efe sobre la reelección de Obama.

Agregó que con el país norteamericano los cambios no tienen mayor incidencia, ya sea con un Gobierno demócrata o republicano, pero manifestó que Honduras espera que EE.UU. mantenga su apoyo en temas como el de seguridad.

"Al final es una buena noticia la reelección de Obama", acotó el alto funcionario, quien además recordó que Estados Unidos es el mayor donante bilateral que tiene Honduras, con unos 90 millones de dólares anuales.

El expresidente hondureño Ricardo Maduro, por su parte, dijo al Canal 10 de la televisión local que con la reelección de Obama se espera que Estados Unidos "vuelva más su vista hacia el sur" del continente.

Añadió que de la Administración de Obama se debería esperar una mejor política migratoria a favor de los miles de inmigrantes hondureños que viven en Estados Unidos, concediéndoles un estatus permanente de residencia porque ahora gozan de uno temporal.

Estados Unidos también debe liderar una lucha contra el narcotráfico, un flagelo que le está causando mucho daño a Honduras por la cantidad de droga que pasa por el país con destino al mercado norteamericano, subrayó Maduro, quien fue presidente entre 2002 y 2006, por el ahora gobernante Partido Nacional, conservador.

"Creo que el narcotráfico se debe enfrentar de manera multilateral con apoyo de Estados Unidos", acotó el exgobernante hondureño.