El imparable crecimiento de datos, la movilidad y la consolidación de "la nube" son las tendencias que van a cambiar las tecnologías de la información y que "remodelarán los negocios", según se ha explicado hoy en el Fujitsu Forum.

Entre hoy y mañana más de 10.000 visitantes acuden al foro europeo del gigante tecnológico nipón para analizar, con más de 100 charlas y seminarios, cómo las empresas tendrán que adaptarse a la transformación de las TIC que traerán nuevos modelos de negocios.

Cómo será la tecnología en los centros de trabajo, qué supone para las empresas la migración a Windows 8 o las llamadas "Smart Cities", ciudades inteligentes, serán otros de los temas tratados.

"Vivimos un momento de cambios drásticos en la movilidad, la seguridad, el análisis de datos, las redes, que van a remodelar las TIC", ha comentado hoy el presidente de negocio internacional de Fujitsu, Rod Vawdrey, durante la presentación del foro.

Según Vawdrey, el objetivo de Fujitsu es ofrecer soluciones para "remodelar los negocios" y que sean capaces de adaptarse a nuevos retos.

Uno de los más destacados para Vawdrey es lo que el sector llama "Big Data": la "impresionante explosión de datos" por el auge de la computación social, una inmensa y creciente cantidad de información que habrá que "extraer y analizar".

"Necesitamos software para almacenar ese gran flujo de información, pero también nuevas tecnologías", ha indicado Vawdrey, quien cree que la manipulación del "Big Data" es "una gran oportunidad".

También juega un importante papel en el foro el afianzamiento de "la nube", información almacenada en la red, en centros de datos; según el ejecutivo de Fujitsu, en 2015 "el 90 % de las empresas estarán en la nube".

Una de las principales novedades que la compañía japonesa ha presentado en Múnich es "la nube personal" -Fujitsu Personal Cloud-, pensada desde una perspectiva empresarial, que estará en fase de pruebas entre sus empleados hasta, aproximadamente, mediados del año que viene.

En esa "nube personal" el usuario podrá alojar diversas aplicaciones -incluidas de Windows- para utilizar en cualquier dispositivo con conexión a internet, y según calculan en la feria, supondría una reducción de costes de gestión de tecnologías a las empresas de "más del 15 %".

La "nube personal" se relaciona a uno de los grandes retos citados por Vawdrey, "la movilidad", el uso de los dispositivos electrónicos en cualquier lugar y, cada vez más, para acceder a datos de trabajo.

En los 3.500 metros cuadrados de exposición de la feria se ha mostrado el modelo "K702", un dispositivo "híbrido" que incorpora el Windows 8 y puede funcionar como portátil o, al soltar el teclado, como tableta.

Según un responsable del producto, se pretende "adaptar las tabletas al entorno corporativo", y destaca para ello el papel del nuevo sistema operativo de Windows, que permite "compatibilidades y medidas de seguridad adicionales".

Pero, al mismo tiempo, Fujitsu ha reivindicado los ordenadores de sobremesa, que según dicen seguirán teniendo un lugar predominante en el entorno de trabajo.

Una de las estrellas de la feria es la llamada "Línea X", dispositivos con pantalla táctil y diseño homogéneo que son un "tres en uno", ya sea monitor, PC o "thin client".

También han presentado una aplicación basada en la nube llamada "Ecotrack", vinculada a la directiva comunitaria que obliga a las grandes empresas a someterse a auditorías energéticas.

La aplicación servirá para recolectar y analizar la información que la Directiva de Eficiencia Energética de la UE, aprobada en septiembre de este año, requerirá a las grandes empresas en el marco de los objetivos de ahorro energético.