El primer ministro de Belice, Dean Barrow, llegó hoy a Tegucigalpa para una visita oficial, durante la cual se reunirá con el presidente hondureño, Porfirio Lobo, con quien hablará sobre asuntos bilaterales y suscribirá varios convenios de cooperación.

"Es un gran placer estar en Honduras para estrechar y fortalecer más los lazos de amistad que tradicionalmente han existido entre nuestros dos pueblos", dijo a periodistas Barrow, que llegó a Tegucigalpa acompañado de su esposa, Kim Simpliss-Barrow.

El primer ministro beliceño fue recibido en la base aérea Hernán Acosta Mejía de esta capital por el designado presidencial (vicepresidente), Víctor Barnica, y la vicecanciller hondureña, Mireya Agüero.

Barrow señaló que "es un privilegio estar en Honduras",y agradeció al presidente Lobo por haberle invitado a este país centroamericano.

También se refirió a los hondureños que residen en Belice, donde dijo que conviven, trabajan y "con gusto los acogemos en nuestro país".

Barrow y Lobo sostendrán una reunión privada en la Casa Presidencial para tratar asuntos bilaterales como el narcotráfico, seguridad, turismo, salud y educación, dijo escuetamente a Efe el embajador de Belice en Guatemala, concurrente para Honduras, Alfredo Martínez.

Además, tendrán un almuerzo de trabajo, luego suscribirán tres convenios en turismo, salud y cooperación y firmarán una declaración conjunta, agregó Martínez, sin dar más detalles.

Acompañan a Barrow el canciller de su país, Wilfred Elrington; el vicecanciller, Alexis Rosado; el ministro de Turismo y Cultura, Manuel Heredia; la viceministra de la oficina del primer ministro, Audrey Wallace; y el ministro consejero, Margaret Juan.

Barrow, que permanecerá en Honduras hasta mañana, también se reunirá con el presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Nick Rischbieth, y en la noche asistirá a una cena ofrecida por empresarios hondureños.