Un incendio registrado hoy en la refinería Cardón, situada en el Centro Refinador Paraguaná (CRP), el mayor de Venezuela y uno de los más grandes del mundo, obligó a paralizar preventivamente parte de las operaciones en esa planta, informó la estatal PDVSA.

El incendio se desató en un compresor del reformador de naftas de la refinería Cardón, que junto a la de Amuay hacen parte del CRP, señaló Petróleos de Venezuela (PDVSA) en un comunicado.

Detalló que el "evento menor no generó lesionados" o "daños ambientales ni materiales".

"La estatal petrolera garantiza el suministro seguro y confiable de combustibles", agregó el informe oficial.

El presidente del sindicato del Centro Refinador Paraguaná, Iván Freites, explicó a Efe que hubo una explosión de un compresor de hidrógeno de la planta catalítica e indicó que el incidente obliga a paralizar "prácticamente la mitad de la refinería".

"No hay producción de alquilatos, no hay producción de gasolina de alto octanaje, porque la misma planta produce gasolina de alto octanaje, no hay producción de gas oil", detalló.

El líder sindical estimó que Cardón procesa aproximadamente 35.000 barriles diarios de nafta, además de gasolina de alto octanaje para la exportación.

Indicó que la producción del CRP se sitúa en unos 550.000 barriles diarios frente a los 955.000 barriles diarios de capacidad.

El pasado 25 de agosto, en la refinería de Amuay, también del Centro Refinador Paraguaná, se registró una explosión que causó un incendio en la central y derrumbes en viviendas aledañas con un saldo de al menos 42 muertos.

PDVSA informó que el 13 de octubre se controló un incendio en uno de los tanques de la refinería de Bajo Grande (noroeste), atribuido a un rayo, y que dos días después atendió un conato de incendio causado por una tormenta eléctrica en un tanque del complejo refinador El Palito, en el centro del país.