Una legisladora británica fue suspendida por su partido luego de cambiar la jungla política por la selva tropical australiana para convertirse en concursante de un reality show.

Nadine Dorries, del Partido Conservador, recibió una lluvia de críticas porque participará en el programa "I'm a Celebrity ... Get Me Out of Here" (Soy una celebridad... ¡sáquenme de aquí!).

En ese espectáculo televisivo, celebridades de segundo nivel viven aisladas en la jungla australiana; afrontan diversas pruebas, como bichos que les caminan sobre la piel, y son eliminadas con el voto de la audiencia.

Los conservadores, que encabezan el gobierno de coalición en Gran Bretaña, dijeron que Dorries quedó suspendida de su bancada mientras regresa. La parlamentaria deberá reunirse con el jefe de bancada y responsable de la disciplina del Partido Conservador, George Young.

Dorries fue denostada por sus correligionarios conservadores debido a que se ausentará un mes de sus obligaciones para salir en el programa.

El ex miembro conservador del Parlamento, Harry Greenway, describió como "vergonzosa" la decisión de la legisladora en tanto que la secretaria del Interior, Theresa May, dijo que el trabajo de cualquier parlamentario "es servir a sus electores y a la Cámara de los Comunes".

Sin embargo, el comentarista conservador Tim Montgomerie dijo que la presentación de Dorries en el espectáculo, que comenzará el domingo, podría ayudarla a "presentar la imagen de una legisladora del Partido Conservador que desafía algunos de los prejuicios y caricaturizaciones".

Pero también podría ser contraproducente.

En 2006, George Galloway, legislador del pequeño partido Respect (respeto), salió en el programa televisivo "Celebrity Big Brother". Fue la burla de diversos sectores por sus interpretaciones, que incluyeron bailar vestido con un leotardo rojo y hacer que era un gato que lamía leche.

Dorries es una legisladora extrovertida conocida por su blog prolífico y su intento para restringir el aborto en avanzado estado de gestación.