El enviado especial del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, el estadounidense Christopher Ross, calificó de "fructíferas" las discusiones que mantuvo anoche en Nuakchot con el primer ministro mauritano, Mulay uld Mohamed Lagdaf, informó hoy el diario estatal "Horizons".

Según el diario mauritano, Ross subrayó que "está convencido" que estas discusiones le van a ayudar para que el proceso de paz en el Sáhara Occidental logre "avances en el futuro cercano".

El enviado especial de la ONU precisó que su visita a Mauritania entra en el marco de una gira por la región que comenzó el pasado 27 de octubre en Rabat (capital de Marruecos), prosiguió en El Aaiún (Sáhara Occidental bajo control marroquí) y en los campamentos de Tinduf en Argelia, y añadió que hará escala también en Argelia, Francia y España, antes de regresar a Washington.

El diplomático subrayó que el objetivo de su gira es "facilitar las negociaciones directas entre las partes a fin de llegar a una solución justa, duradera y consensuada al conflicto del Sáhara Occidental, una solución que proporcione la autodeterminación al pueblo saharaui".

Tras su breve escala en Nuakchot, el enviado de la ONU para el Sáhara regresó ayer a Argel.

Ross comenzó el pasado 27 de octubre en Rabat su cuarta gira por la región y los países implicados en el conflicto saharaui desde que en 2009 fue designado como enviado para el Sáhara Occidental.

Tras reunirse con el rey Mohamed VI y con dirigentes y representantes de la sociedad civil marroquí, el diplomático estadounidense se desplazó a El Aaiún (Sáhara Occidental), antes de viajar a Tifariti, territorio saharaui no controlado por Rabat, y a los campamentos de refugiados de Tinduf, situados en Argelia.

En los campamentos de Tinduf, Ross se reunió con responsables de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y con representantes de la sociedad civil.