El Museo Memorial de la Resistencia Dominicana lanzó hoy una campaña de recogida de firmas para que la Fiscalía de la República Dominicana impida la apología del régimen de Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961), considerado uno de los más crueles dictadores de América Latina.

La directora del museo, Luisa de Peña, dijo a Efe que esta campaña, llamada "Operación nunca más" comenzó el pasado viernes en el país y hoy se extendió al ámbito internacional por medio de internet a través de la página "Avaaz.org" para preservar "el respeto a las víctimas y el derecho a la verdad".

De Peña indicó que un nieto de Trujillo, Ramfis Domínguez Trujillo, interviene de cuando en cuando en foros públicos en la República Dominicana para "defender la dictadura".

"Solicitamos al procurador general de la República (Francisco Domínguez Brito) el cumplimiento de los tratados internacionales de derechos humanos en base al derecho de niños y jóvenes a la verdad, el derecho a la justicia, el respeto a la dignidad de las víctimas", explicó la museóloga.

La iniciativa también reclama el cumplimiento de resoluciones judiciales como la dictada en 2010 por la quinta sala de la Cámara Civil y Comercial del juzgado de primera instancia de Santo Domingo, que prohíbe a la Fundación Rafael Leónidas Trujillo Molina abrir una sede en el país y realizar "cualquier actividad que reivindique la Era de Trujillo", como se conoce el período en el que ese militar gobernó el país.

De Peña se quejó de que Ramfis Domínguez Trujillo "le pase por encima" a las sentencias "en base a la libertad de expresión. Y decimos que eso no es así, decimos que la libertad de expresión tiene sus límites en el respeto a la verdad y el derecho a la dignidad de las personas".

"Tu no puedes violentar las leyes, la Constitución y los tratados de derechos humanos como si nada y mentir sobre lo que pasó", enfatizó De peña, quien criticó las reclamaciones del movimiento que reivindica este periodo para la devolución de los bienes que el dictador adquirió "de forma ilícita", agregó.

Con esta recogida de firmas, que finalizará el 10 de diciembre, el museo dominicano, que reivindica el legado de quienes lucharon en favor de la democracia y contra las dictaduras en el país, pretende conseguir el apoyo popular y de la comunidad internacional para su lucha.

"Tenemos unos cuantos cientos de firmas" indicó De Peña, quien reveló que desde hace tiempo el museo ha recibido llamadas y mensajes de correo electrónico de ciudadanos que preguntaban si esta institución no iba "a hacer nada" ante las acciones de apología de la dictadura.