Los médicos del sector público de Honduras, en huelga desde hace 16 días, exigieron hoy en las calles de varias ciudades del país el pago de salarios atrasados y el abastecimiento de medicamentos en los hospitales estatales.

El presidente del Colegio Médico de Honduras (CMH), Elmer Mayes, dijo a periodistas que la protesta en las calles es una forma de "llamar" la atención de las autoridades de Salud para buscar una solución a su pliego de peticiones y "solventar" de una vez la crisis en los hospitales públicos.

"Nosotros solamente queremos protestar pacíficamente y llamar la atención de los funcionarios para que este tipo de situaciones no se vuelvan a dar y que se busquen los mecanismos para darle a los hospitales y a los centros de salud los insumos y medicamentos que necesitan", agregó Mayes.

En Tegucigalpa los galenos, convocados por el CMH, se manifestaron durante más de tres horas frente a la Casa Presidencial, donde este martes se celebra un Consejo de Ministros que encabeza el presidente Porfirio Lobo.

"Donde está la solidaridad de los médicos", se preguntó Lobo en el Consejo de Ministros, tras comentar que escuchó decir a algunos galenos que el Estado es el responsable de la crisis sanitaria.

"Líderes de gremios (médicos) quieren arrodillar al Estado y no puede ser", subrayó el mandatario.

Los manifestantes exigen al Gobierno el pago de salarios atrasados a unos 800 galenos y que abastezca de materiales médicos y medicamentos los 28 hospitales y 256 centros de salud públicos del país.

El presidente de la Asociación de médicos del Hospital Escuela de Tegucigalpa, Denis Chirinos, dijo a periodistas que los galenos están analizando la posibilidad de "renunciar o pedir un permiso por un año" si el Ejecutivo hondureño no les resuelve sus peticiones.

"Se está considerando una medida extrema, una renuncia completa de los médicos o por lo menos solicitar un permiso por el término de un año mientras termina este Gobierno", aseveró Chirinos.

En San Pedro Sula, norte, los médicos realizaron un plantón en el estatal hospital Mario Catarino Rivas.

La huelga de los galenos ha causado la cancelación de más de 17.000 consultas y que más de 40 médicos hayan sido llamados a audiencias de descargo por las autoridades de Salud por participar en el paro.

A la marcha de los médicos se sumó un grupo de estudiantes de séptimo año de Medicina que reclaman la asignación para realizar su internado rotatorio.