La victoria de la socialista Maya Fernández Allende, nieta del fallecido presidente Salvador Allende (1970-1973), como alcaldesa del municipio santiaguino de Ñuñoa se mantendrá en suspenso hasta el viernes cuando se haga una cuenta pública de votos, informó hoy el Tribunal Regional Electoral (TRE).

El pasado 3 de noviembre el Servicio Electoral chileno (Servel) confirmó el triunfo de Fernández Allende sobre el derechista Pedro Sabat, el actual alcalde de ese ayuntamiento, por sólo 18 votos, pero este martes se indicó que el reclamo hecho por el Partido de Renovación Nacional al que pertenece Sabat ha sido acogido.

El presidente del segundo tribunal electoral, Manuel Antonio Valderrama, dijo hoy a los periodistas que volverán a contabilizar un total de 84 mesas, específicamente 56 mesas de la circunscripción Plaza Egaña y 28 de la circunscripción del Estadio Nacional.

Valderrama precisó que si las urnas llegan hasta el Servel este miércoles o el jueves, el recuento público de votos se realizará el próximo viernes a partir de las 9.00 hora local (12.00 GMT).

Aunque Sabat, que ha gobernado ese municipio desde 1996, reconoció el mismo día de las elecciones (28 de octubre), el triunfo de Maya Fernández y la felicitó públicamente, Renovación Nacional cuestionó el resultado desde un primer momento.

Según los resultados oficiales, Maya Fernández Allende, tiene un total de 34.149 votos frente a los 34.131 de Pedro Sabat.