El príncipe Carlos de Inglaterra y su esposa Camila acudieron hoy a la 152 edición de la Copa Melbourne, el evento hípico más importante de Australia que se celebró en la ciudad de Melbourne ante más de 100.000 espectadores.

Vestida de blanco y con un sombrero Philip Treacy, la duquesa de Cornwall entregó la Copa Melbourne a Nick Williams, uno de los dueños del caballo Green Moon, que ganó la carrera principal junto al jinete Brett Prebble.

La pareja real acaparó la atención de la prensa que cubrió la Copa Melbourne, un evento que paraliza prácticamente a todo el país y en el que los asistentes aprovechan para lucir lujosos atuendos y sombreros.

El príncipe heredero, que el fin de semana estuvo junto a su esposa en Papúa Nueva Guinea, inició hoy la visita de tres días a Melbourne con una visita al Taller Australiano de Tapicería, donde fue recibido por una multitud de admiradores de la monarquía que le gritaron a su paso "te queremos".

Durante los próximos días, Carlos y Camila visitarán diferentes localidades de Australia y luego de Nueva Zelanda, antes de dar por concluida la gira de dos semanas por el Pacífico con ocasión del Jubileo de Diamantes de la reina Isabel II, y regresar al Reino Unido el día 16.

En septiembre, el príncipe Guillermo de Inglaterra y su esposa Catalina recorrieron varios países del Sudeste Asiático y el Pacifico Sur con ocasión del Jubileo.