Un Benfica sin margen de error para más tropiezos se enfrenta mañana en Lisboa a los rusos del Spartak de Moscú, para los que una victoria supondría un paso de gigante en su objetivo de alcanzar los octavos de final de la Liga de Campeones.

Tanto el equipo portugués como el moscovita ocupan los dos últimos puestos de su grupo con apenas 1 y 2 puntos, respectivamente, lo que convierte el encuentro en crucial para las aspiraciones de ambos conjuntos.

Los lisboetas quieren devolverle la moneda a los hombres entrenados por Unai Emery tras la derrota cosechada hace dos semanas en suelo ruso (2-1), aunque para ello deberán mejorar su por ahora pobre bagaje goleador en la competición europea.

El Benfica sólo ha marcado un gol en los tres primeros partidos de su grupo -precisamente contra el Spartak, que no le valió de nada-, y por contra ha cometido 52 faltas, más que ningún otro equipo en esta edición de la Liga de Campeones.

Las dificultades para superar al guardameta contrario llaman la atención en un equipo donde destaca la presencia de delanteros como el internacional paraguayo Óscar Cardozo, el brasileño Lima o el español Rodrigo.

El técnico de las "águilas", Jorge Jesús, recupera para este decisivo partido al paraguayo Melgarejo -extremo reconvertido a lateral zurdo- después de superar un esguince que lo ha tenido apartado de los terrenos de juego en las últimas semanas.

También regresa el argentino Enzo Pérez, encargado esta campaña de dirigir al equipo desde el centro del campo, aunque pierde al pivote defensivo Matic, baja por sanción y que se ha convertido en uno de los baluartes de los lisboetas tras la marcha de Javi García.

No podrá contar el entrenador de los "encarnados" ni con la magia de Pablo Aimar ni con el trabajo de Carlos Martins, por lo que el canterano André Almeida -habitualmente defensa- gana enteros para ocupar el lugar de Matic.

En tanto, en el Spartak, Emery, que parece haber acallado las críticas que pudieron costarle el cargo hace sólo unas semanas, ha apostado por jugadores más ofensivos en el centro del campo en los últimos partidos, como en el del pasado fin de semana ante el Krilia Sovétov, al que apabulló (0-5).

Además de la victoria, la buena noticia para el Spartak fue el regreso al centro de la defensa al argentino Nicolás Pareja, quien hizo dupla con su compatriota Insaurralde y además marcó un gol.

Providencial ha sido la llegada al equipo del español Jurado, exjugador del Real Madrid, Atlético y Schalke, quien en pocos partidos y tras superar una pequeña lesión ha demostrado que su cesión ha sido un gran acierto.

Emery está dando también cada vez más minutos al pequeño genio gerogiano, Ananidze, que marcó un gol de bandera ante el Krilia y que ya suena como nueva jugador del Arsenal de Londres.

Los que se han caído de la lista en el último momento son los delanteros Belliton y Emenike, que arrastran molestias físicas, por lo que previsiblemente Emeri jugará con un solo delantero en punta.

Alineaciones probables:

. Benfica: Artur; Maxi Pereira, Jardel, Garay, Melgarejo; Salvio, André Almeida, Enzo Pérez, Gaitán; Lima y Cardozo.

. Spartak Moscú: Rebrov o Dykan; Makéev, Insaurralde, Pareja, K. Kombárov; Carioca, Jurado, Kallstrom, D. Kombárov, Bylyaletdínov; y Ari.

Árbitro: Florian Meyer (ALE)

Estadio: Da Luz (Lisboa).

Hora: 20.45 (19.45 GMT).